Incineración

En Puerto Rico habitan 3.8 millones de personas, según el censo del año 2000, generando cada una aproximadamente 4.9 libras diarias de residuos sólidos (basura) cuyo destino final es uno de los 29 rellenos sanitarios (vertederos) aún en operación en la isla. Como alternativa para el manejo de estos desperdicios se propone el uso de incineradoras.

Una incineradora es un sistema de tratamiento de los residuos sólidos, donde éstos son quemados a altas temperaturas, generalmente unos 1,652°F (900°C), durante un periodo de tiempo predeterminado, produciéndose cenizas y escoria (que son residuos sólidos secundarios) y vapor de agua.

La incineración de desperdicios genera una variedad de compuestos químicos peligrosos y nocivos a la salud y al ambiente, entre los que se encuentran las dioxinas.

Por esto, todos los ciudadanos tenemos el reto de conservar nuestros recursos naturales comprometiéndonos a reducir, reusar y reciclar los materiales que utilizamos tanto en nuestro hogar como en la comunidad, las oficinas, las escuelas y todos los centros de reunión y colaboración de ciudadanos.

Incineración y Tóxicos en Mayagüez (2010)

Anuncios