Desperdicios Peligrosos

La Autoridad de Desperdicios Sólidos define “desperdicios o residuos tóxicos y peligrosos como los “materiales sólidos, líquidos o gaseosos que contienen sustancias que por su composición, posibilidad de combinación o mezcla representan un riesgo para la salud humana, los recursos naturales y el medio ambiente. Pueden estar contenidos en recipientes que son destinados al abandono”. Igualmente la Agencia de Protección Ambiental federal los define como aquellos compuestos químicos o mezclas que causan daño al ambiente y a la salud humana si se ingiere, es absorbido por la piel o es inhalado. Son ejemplos de residuos tóxicos y peligrosos los productos farmacéuticos, los aceites usados, los plaguicidas y las baterías con mercurio.

Existe  una variedad de componentes que dan a los residuos su carácter peligroso, éstos incluyen:

  • metales pesados,
  • cianuros,
  • di-benzo-p-dioxinas,
  • biocidas y productos fitosanitarios,
  • éteres,
  • amianto,
  • hidrocarburos aromáticos poli cíclicos,
  • fósforo y sus derivados, y
  • compuestos inorgánicos del flúor.

Actividades que generan este tipo de residuos incluyen a la minería, uso de energía nuclear y la industria en general (tales como papeleras, producción de compuestos químicos o de siderúrgica, entre otras).

Los sistemas básicos de gestión de los residuos tóxicos y peligrosos son: la incineración, el tratamiento físico-químico, el depósito de seguridad y la recuperación. Cada país es responsable de adoptar legislación para el manejo y disposición adecuada de estos residuos.

Igualmente, la Junta de Calidad Ambiental, en su Ley para el fomento de la reducción de los desperdicios peligrosos en Puerto Rico, Ley Núm. 10 de 19 de enero de 1995, según enmendada, establece que los desperdicios peligrosos son: “desperdicio o combinación de desperdicios que debido a su cantidad, toxicidadconcentración o características físicas, químicas o infecciosas podrían:

(a) Causar o contribuir significativamente a un aumento en la mortalidad o a un aumento en enfermedades serias e irreversibles o incapacitantes pero reversible.

(b) Representar un peligro sustancial o potencial a la salud humana o al ambiente cuando son manejados, tratados, almacenados, transportados o se dispone de ellos en forma impropia. Se considerará como desperdicio peligroso cualquier desperdicio designado como tal en la Parte 261, Número 40 del Código de Reglamentos Federales [40 C.F.R. Parte 261] y/o listado como tal por la Junta de Calidad Ambiental”.

Los desperdicios peligrosos se clasifican en varios grupos según la Agencia Federal de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés):

1.      Desperdicios listados – aquellos que la EPA ha determinado que son peligrosos; éstos incluyen:

  • Lista F: desperdicios comunes de los procesos de manufactura e industriales
  • Lista K: desperdicios específicos de industrias
  • Lista P y Lista U: desperdicios de productos químicos comerciales

2.      Desperdicios característicos – desperdicios que no cumplen con los criterios de las listas anteriores pero que son flamables, corrosivos, reactivos o tóxicos.

3.      Desperdicios universales – baterías, plaguicidas o pesticidas, equipos que contienen mercurio (termostatos),  y lámparas (bombillas fluorescentes).

4.      Desperdicios mixtos – aquellos que contienen componentes radioactivos y peligrosos.

Anuncios